Seguidores

miércoles, 25 de abril de 2018

Stand by...


CarlosMxAx

16 comentarios:

  1. Pues no he captado el mensaje que nos quieres trasmitir.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Hola, Carlos, pues mi madre me contaba que cuando ella era joven, había una especie de carta de ajuste en la única cadena de televisión que había por aquellas calendas...me la dibujó en una libretita que tenía ella para apuntar las compras que tenía que hacer. Decía que era mientras llegaba la hora de empezar la programación. Buenos, no sé si es eso, también lo asocio a una "diana", un juego infantil que se colgaba en la pared y tirábamos flechitas hacia ella, lo más al centro posible...

    Ya nos dirás tú, estoy intrigada.

    Saludos desde Sevilla.

    ResponderEliminar
  3. No te entretengo. Abrazo y adiós

    ResponderEliminar
  4. Descansa y aquí te estaremos esperando.

    ResponderEliminar
  5. Sabes que siempre te esperaremos.

    ResponderEliminar
  6. Descansa Carlos!!
    Aquí estaremos para tu regreso!!

    ResponderEliminar
  7. Bueno, pues por aquí estaremos esperando. Yo también me ausento unos días, así que lo mismo vuelves tú antes que yo. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. A mi tambien me recuerda a esa època gris del Blanco y negro la carta de ajuste, el NO-DO, que bien que entro el color y crec i os como país. Felicidades por tu blog. Espero que me visites para descobrir El ECO-FRENDLY y sus claves i el BRINNER con las cafeterias de Cereales que se han puesto de moda en Barcelona, hasta el proximo post

    ResponderEliminar
  9. Yes, I am here.

    Nice to see you.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. También me recuerda Carlos, las habituales cartas de ajuste como les llamaban, que antecedían a los programas de TV. Aunque en nuestros tiempos parece increíble, aparecían cada tarde antes de las 18 horas, en que se iniciaban las transmisiones del entonces Canal 9 de la Universidad de Chile, donde yo trabajaba, las que no duraban más allá de las 23 horas y 15 minutos en que por orden gubernamental todos los programas de televisión debían cesar para que la gente durmiese y no llegase tarde al día siguiente a sus trabajos. Ojo, que no hablo de los años 73 para adelante, sino de los años 60.

    ResponderEliminar
  11. Siempre esperaremos tu vuelta, Carlos.
    Salu2.

    ResponderEliminar